Green Eat Market

Receta: ¡Aprendé a hacer unas galletitas de jengibre y miel que son una bomba!

Receta: ¡Aprendé a hacer unas galletitas de jengibre y miel que son una bomba!
Hace un tiempo que el jengibre se viene colando en nuestras recetas y poco a poco va tomando mucho protagonismo en distintos platos y bebidas que preparamos todos los días. Entre otras cosas se debe a que posee una gran cantidad de beneficios para nuestro cuerpo y mente como sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, además de que mejora nuestro funcionamiento cerebral. 
Es también muy conocido en la medicina oriental para tratar malestares estomacales, además de ayudarnos a reducir los niveles de colesterol y azúcar en sangre.
Y como en Green Eat estamos seguros que la mejor manera de construir hábitos saludables es comiendo rico y a su vez sano, decidimos dejarte esta tremenda receta de galletitas de jengibre y miel para que puedas prepararlas en casa y de forma muuuy fácil ;).
¿Qué necesitás? 
Esta receta la pensamos para 25 unidades (sí, para compartir 🥰) 
 Harina 0000 225 g 
• Azúcar 100 g
 Polvo de hornear(2 cucharaditas)8 g 
• Bicarbonato de sodio (2 cucharaditas)12 g
• Sal 4 g
• Jengibre rallado 1 cucharadita
• Canela molida 1/2 cucharadita (opcional)
 Manteca 100 g
• Miel 100 g
• Azúcar impalpable (opcional)
¿Cómo las preparo? Es súper fácil...

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas con papel manteca. Disponer la harina en un recipiente amplio y mezclar con el azúcar, el polvo de hornear, el bicarbonato, la sal, el jengibre y la canela.

Incorporar la manteca cortada en cubos pequeños y trabajar la masa aplastándola. Se puede hacer con un tenedor o con las manos, estrujando bien la manteca contra los ingredientes secos. Añadir la miel y mezclar todo bien.

Tomar pequeñas porciones de masa, del tamaño de una nuez, y formar bolitas con las manos. Rebozar cada una en azúcar impalpable y colocarlas en las bandejas, separadas por unos 4-5 cm. Aplastar cada bolita suavemente con un tenedor y hornear durante 10 minutos. Esperar un par de minutos fuera del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
Listo, ya tenés una tremendas galletitas de jengibre y miel para comer cuando quieras. Un tip: quedan riquísimas en el desayuno o la merienda con un buen té.